Pendiente Garantizar el Voto a Personas con Discapacidad

Organizaciones señalan que en lo que va del periodo electoral, ni en las campañas ni las autoridades electorales han garantizado que la información sea accesible

|

Arantza Ocampo

Se calcula que en México al menos 16 millones de personas con discapacidad tienen edad suficiente para votar este 22 de junio, sin embargo, organizaciones señalan que no se ha garantizado su derecho

Se calcula que en México al menos 16 millones de personas con discapacidad tienen edad suficiente para votar este 22 de junio, sin embargo, organizaciones señalan que no se ha garantizado su derecho

COMPARTE:

Durante este periodo electoral todavía no se garantiza que personas con alguna discapacidad puedan participar y acceder a la información de las campañas.

Según organizaciones de la sociedad civil, las medidas que implementan las campañas presidenciales y las autoridades electorales no son suficientes.

Un ejemplo son las páginas web de las candidaturas, que no tienen herramientas para que personas con discapacidad visual, auditiva y motriz puedan navegar en ellas.

“Para que un sitio web sea accesible para personas con discapacidad debe tener una estructura detrás que permita que las herramientas que utilizamos, como lectores de pantalla, pulsadores, seguimiento ocular, nos permita desplazarnos y leer la información que aparece”, explica Celso Soto, editor de accesibilidad en la asociación civil Yo También.

Otro ejemplo es la interpretación de Lengua de Señas Mexicana.

A pesar de que según los estándares nacionales el recuadro debe ocupar la sexta parte de la pantalla, esto no se cumple para mítines, aunque sí está contemplado para los debates del INE.

En una sesión del Consejo General del órgano electoral en noviembre pasado, la consejera electoral Carla Humphrey señaló que para los debates presidenciales: “Se proponen acciones tales como que la transmisión contenga intérpretes de lengua de señas mexicana, además se transmitirá en redes sociales y en el canal de YouTube de este Instituto una versión diseñada específicamente para personas sordas”.

Sin embargo, activistas reconocen que la autoridad electoral contempla algunas buenas prácticas en este proceso.

Una de ellas es la asignación de intérprete propio para cada candidata y candidato, que se hará por primera vez en el debate presidencial del próximo 7 de abril.

Esto evitará que las personas con discapacidad auditiva se confundan entre participaciones: “Muchas veces cuando nosotros vemos una película… y varios personajes están en pantalla, muchas veces no sabemos quién de todos es el que habla, esto se puede trasladar a las personas con discapacidad auditiva”.

También por primera vez para elecciones presidenciales, se implementará la modalidad de voto anticipado, con el objetivo de ofrecer facilidades a las personas electoras que por motivos de alguna discapacidad física no puedan presentarse a una casilla a votar el día de la jornada electoral.

“Con esta modalidad atendemos el principio de progresividad que rige en materia de los derechos humanos, el cual implica que el disfrute de los derechos siempre vaya mejorando de forma gradual ampliando su alcance en la mayor medida posible”, explicó Carla Humphrey el pasado 15 de febrero.

A estas medidas se suman otras que ya se aplicaron en el pasado, como: braille en las boletas, lupas para personas con debilidad visual en las casillas, y el sello “equis”, con el que personas que no pueden sostener un plumón podrán marcar su papeleta.

En México, viven más de 20 millones de personas con alguna discapacidad, de las cuales al menos 16 millones tienen la edad mínima para votar, según el Inegi.

Historias recomendadas: