Policías Irrumpen en Embajada de México en Quito y Detienen a Exvicepresidente Glas

Camionetas negras rompieron las puertas externas de la sede diplomática mexicana y entraron a la residencia

|

N+

Camionetas irrumpieron en la embajada mexicana en Quito

Camionetas irrumpieron en la embajada mexicana en Quito. Foto: X @EcuavisaInforma

COMPARTE:

Un grupo de policías de Ecuador irrumpió a la fuerza el viernes en la embajada de México en Quito, en donde se encontraba el exvicepresidente Jorge Glas, horas después de que el gobierno mexicano le concediera asilo político en medio de tensiones diplomáticas entre ambos países.

Los policías, que llegaron en vehículos negros, rompieron las puertas externas de la sede diplomática mexicana en el norte de la capital ecuatoriana y accedieron a los patios.

Roberto Canseco, jefe de la sección consular mexicana en Quito, dijo visiblemente conmocionado fuera de la embajada que "como delincuentes allanaron la embajada de México en Ecuador; esto no es posible no puede ser, es una locura".

Consultado sobre la situación del exvicepresidente Glas y si fue aprehendido por la fuerza pública, afirmó: "Entiendo que sí, estoy muy preocupado porque pueden matarlo; no hay ningún fundamento para hacer esto, no, esto es totalmente fuera de toda norma".

Uniformados cerraron la principal avenida de acceso a ese sitio. Horas antes, grupos militares estaban movilizados cerca de la sede diplomática.

Detienen a expresidente

Minutos después del allanamiento, el gobierno de Ecuador, informó en un comunicado que Jorge Glas Espinel fue detenido y puesto a órdenes de las autoridades competentes.

Toda embajada tiene una sola finalidad: servir como un espacio diplomático con el objetivo de estrechar las relaciones entre los países. Ningún delincuente puede ser considerado un perseguido político. Jorge Glas ha sido condenado con sentencia ejecutoria y contaba con disposición de captura emitida por las autoridades competentes

El gobierno ecuatoriano señaló que no permitirá que ningún delincuente quede en la impunidad.

El viernes la Embajada de México en Quito lucía con fuerte custodia policial.

"Al haberse abusado de las inmunidades y privilegios, concedidos a la misión diplomática que albergaba a Jorge Glas, y conceder un asilo diplomático contrario al marco jurídico convencional, se ha procedido con su captura", indicó el comunicado.

Un día antes, la tensión entre los dos países escaló después de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, hiciera unas declaraciones que Ecuador consideró "muy desafortunadas" sobre las últimas elecciones en las que ganó el mandatario ecuatoriano Daniel Noboa

Como reacción, el gobierno ecuatoriano declaró persona non grata a la embajadora de México.

Historias relacionadas:

Con información de EFE y AP