Cofepris Alerta por Falsificación de Varios Medicamentos Oncológicos

Se dio a conocer que los productos falsificados son Erbitux y Xeloda; además se comercializa Erleada y Ramiven de manera ilegal

|

N+

-
Cofepris alerta por falsificación y comercialización de medicamentos oncológicos

Cofepris alerta por falsificación y comercialización de medicamentos oncológicos. Foto: X @fundacionjesed

COMPARTE:

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre la falsificación y comercialización ilegal de cinco medicamentos de uso oncológico, que supuestamente atienden cáncer de próstata, colorrectal y de mama. Este es un informe detallado de cuáles son y sus características para detectarlos.

Se reportó sobre la distribución de Erbitux de 5 mg/ml con lote H88JQ2 y fecha de caducidad 12/2025, el cual no corresponde a ninguno de los elaborados por la empresa.

La autoridad sanitaria denuncia que este producto falsificado no muestra registro sanitario, presenta textos en idioma inglés e inconsistencias en el etiquetado del empaque secundario.

Video relacionado: Cofepris Avala la Vacuna Patria contra COVID-19

También se informa sobre la comercialización ilegal de Erleada (apalutamida) 60 mg, lote 22KG640 y fecha de caducidad 02/2024, en presentación caja con 120 tabletas.

Video. Cofepris Emite Alerta por Robo de Medicamentos Controlados

Este lote estaba destinado al mercado colombiano; sin embargo, fue desviado hacia México, así lo explicó Cofepris.

El producto presenta un código QR no autorizado y un supuesto registro sanitario para nuestro país

Cofepris identifica falsificación de otros medicamentos oncológicos

Asimismo, la Cofepris identificó la falsificación de Xeloda (capecitabina) 500 mg, lote X4844X1 y fecha de caducidad 11/23.

La detección de otro medicamento falsificado es Ramiven (abemaciclib) de 150 mg tabletas, lote D484125 y fecha de caducidad 10/2024.

Finalmente, Cofepris alertó sobre la comercialización sin registro sanitario de Phoxelon 500 (cyclophosphamide) Injection IP 500 mg, debido a que no cuenta con registro sanitario en nuestro país. 

El órgano sanitario asegura que este último medicamento no ha sido sometido a estudios que avalen seguridad y eficacia, por lo que representa un riesgo para la salud de quienes lo consumen. 

Historias recomendadas:

HVI