¿Brote de Sarampión en Puerta? Hay 800 Casos Sospechosos y Poca Vacunación

Ya hay cuatro casos confirmados en el país, lo que ha encendido las alertas y las críticas en el manejo sanitario de un posible brote de sarampión en el país

|

Andrea Vega | N+

Salud llama a vacunar a menores de edad

Salud llama a vacunar a menores de edad con esquema incompleto. Foto: Cuartoscuro | Archivo

COMPARTE:

En México, hasta este 7 de abril, se han notificado un total de 859 casos probables de sarampión o rubéola, es decir, sospechosos y sujetos a análisis, de los cuales se han confirmado cuatro de sarampión; de estos, uno es importado y tres probablemente relacionados a importación, informó la Secretaría de Salud.

Sobre si esto debe causar preocupación, Alejandro Macías, infectólogo y excomisionado para atender la epidemia de influencia AH1N1 en México, dice que siempre puede originarse un brote de sarampión cuando las coberturas de vacunación son menores al 90% y en el país lo son. 

De acuerdo con una solicitud de información realizada por la organización Cero Desabasto, la cobertura de la vacuna que incluye al sarampión, la Triple Viral (SRP) cayó, en 2023, a un porcentaje de 43.6%, para la segunda dosis, en niños de hasta 18 meses; mientras que la cobertura de la primera dosis, en menores de edad de 12 meses, fue de 66.8%. 

Video: Cobertura de Vacunación en México: Señal de Alerta ante el Sarampión

Macías explica que el problema de los contagios de sarampión es una preocupación mundial, por los nuevos casos que se están dando, resultado de la falta de vacunación, que en algunos países está provocada por los movimientos antivacunas, fuertes en Europa y Estados Unidos, y en otros, por la falta de acceso a la inmunización, como pasó en México durante 2019, cuando hubo escasez del biológico. 

Andrés Castañeda, especialista en sistemas de salud y coordinador de la organización Cero Desabasto, explica que como el sarampión es una enfermedad muy contagiosa, es lo primero que se presenta cuando las coberturas de vacunación no son las adecuadas. 

El sarampión es buen indicador de cómo están las coberturas en un país, es una primera alerta de que estamos con huecos en nuestro paraguas inmunológico como sociedad; toca entonces hacer acciones extraordinarias de vacunación porque las ordinarias no están siendo suficientes por los huecos que ya se dejaron en años pasados, como en 2019”, dice Castañeda.

Secretaría de Salud Emite Nueva Alerta Contra el Sarampión

Cuál es el riesgo

Lo preocupante de los cuatro casos que están confirmados son los tres que están asociados a importación. Se dice que un caso es importado cuando la persona llegó al país con la enfermedad pero no se contagió aquí, mientras que los casos asociados a importación son los de las personas que probablemente contagió ese primer caso importado y que pueden ya repercutir en un brote, explica Andrés Castañeda. 

Ya Son Cuatro Casos de Sarampión en México este 2024

Ante eso, la Secretaría de Salud emitió un Aviso Epidemiológico a todas las unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel de atención, para que estén atentas y verifiquen el cumplimiento de las acciones de vigilancia epidemiológica y de diagnóstico por laboratorio de los casos probables de sarampión o rubéola.

Para el epidemiólogo de la UNAM e integrante de la Comisión Covid de esa casa de estudios, Malaquías López, la emisión de ese aviso epidemiológico es ya el reconocimiento de un posible brote. Por el número de casos probables que están manejando parece que esto ya es inminente, “no puede haber tantos casos sospechosos de una enfermedad, como son más de 800, si no hay un brote en puerta”, dice.

Para colmo, agrega, “no se sabe si son de sarampión o de rubeola. Ya llevamos varias semanas esperando los resultados de las pruebas y no se dan, hay que forzar que se conozcan esos resultados para que la población pueda estar enterada y atenta”. 

Malaquías López asegura que el gobierno está llevando una mala estrategia en el manejo de los casos de sarampión y está poniendo en riesgo a la población. “No se tiene claridad de dónde están los casos y las personas en las cercanías geográficas están en riesgo. Se debería comunicar en dónde están ubicados y hacer un cordón sanitario, con el objetivo principal de vacunar al interior de este cordón a todos los casos posibles”. 

Vacunar, vacunar, vacunar

El sarampión es una enfermedad viral sumamente contagiosa causada por el virus que pertenece a la familia Paramixoviridae del género Morbillivirus. Se encuentra en las secreciones de la nariz y la faringe; el contagio ocurre cuando la persona enferma tose o estornuda y las gotitas de saliva que expulsa penetran por la vía respiratoria de personas que no han sido vacunadas y que no han padecido esta enfermedad.

Continúa Campaña de Vacunación Contra el Sarampión en Centros de Salud en CDMX

El virus tiene un periodo de incubación en el organismo de una a tres semanas, y la transmisibilidad se da cuatro días antes y cuatro días después de comenzar el exantema (la aparición de ronchitas en el cuerpo), por lo que, para evitar contagiar a otras personas y prevenir hospitalizaciones, es recomendable el aislamiento en casa.

El cuadro clínico se caracteriza por la presencia de fiebre, exantema maculopapular (manchas rojizas y elevadas sobre la superficie de la piel que se distribuyen de cabeza a extremidades) y se acompañan de irritación ocular (conjuntivitis), catarro tipo rinitis, tos y podrían observarse manchas pequeñas con centro blanco en la mucosa bucal (manchas de Koplik). El exantema maculopapular dura de cuatro a siete días y desaparece mediante descamación.

El esquema de vacunación contra sarampión es de dos dosis: la primera a los 12 meses cumplidos y la segunda a los 18 meses. Niñas y niños nacidos antes de 2022 reciben la segunda dosis a los seis años.

Actualmente, los centros de salud de las 32 entidades federativas cuentan con vacunas triple viral contra sarampión, rubéola y paperas (SRP) para aplicarse a niñas y niños de uno a nueve años, y doble viral contra sarampión y rubéola (SR) para adolescentes de 10 a 19 años. Estas vacunas sólo se suministran a la población de las edades referidas para iniciar o completar su esquema de inmunización.

Los entrevistados aseguran que se debe llevar a vacunar a todos los niños y niñas que no tengan su esquema completo de vacunación, porque solo así se pueden contener los brotes. 

Historias relacionadas: