Marihuana Para Mascotas: Estas son las Condiciones para su Uso

La marihuana está ganando terreno para usarse en el campo de la veterinaria como tratamiento para padecimientos como epilepsia, problemas articulares, dolor y ansiedad, pero es necesario tener cuidado con la manera en la que se utiliza

|

Andrea Vega | N+

La marihuana gana popularidad en uso veterinario

Se puede utilizar la marihuana para tratar padecimientos en mascotas como la ansiedad. Foto: Pexels | Ilustrativa

COMPARTE:

Morgana, una gata de ocho años, siempre ha tenido problemas para convivir con otros gatos. Pelea con ellos y no le gusta que se le acerquen. Sus problemas han ido en aumento puesto que en la casa donde vive ha crecido la familia felina y ahora tiene seis hermanos. Eso le generó ansiedad y problemas de estreñimiento. Su veterinaria aconsejó suministrarle gotas de marihuana

Lo que Morgana consume es un aceite con CBD, una sustancia química de la planta cannabis sativa. Toma una gota diaria por las noches. Como no es fácil darle medicamento a un gato, su humana cuenta que se coloca la gota de aceite en un dedo y después se lo embarra en el hocico a la gatita, la cual termina por lamer. 

No es que con este tratamiento Morgana se haya vuelto la embajadora de la paz entre sus hermanos felinos, pero sí está más tranquila y sus problemas de estreñimiento mejoraron. Ella es una de las cada vez más pacientes animales a las que se les prescribe cannabis para algún padecimiento o problema conductual

¿Cómo Aplicar los Primeros Auxilios a Nuestras Mascotas?

El uso veterinario de marihuana, o para ser más específicos de CBD, ha venido creciendo en México y en el mundo, a la par de su utilización medicinal y lúdica entre los humanos.

Flor Ortiz, cofundadora de IcanVets, una organización enfocada en educar a médicos veterinarios y al público en general en la correcta aplicación del cannabis medicinal en animales, dice que los usos principales de los que hay más evidencia científica en mascotas es para el tratamiento de la epilepsia y para problemas articulares, sobre todo para el manejo del dolor. 

Eso es lo que cuenta hasta ahora con mayor respaldo científico, seguido de problemas de comportamiento, como la ansiedad

Lo que no se debe hacer 

Ortiz enfatiza que algo que está sucediendo es que se indica el cannabis en mascotas para resolver casi cualquier problema y esto no debería ser así.

No debería ser indicado para absolutamente todo, no con la facilidad con la que lo están indicando, en realidad en este momento ni para medicina humana ni para medicina veterinaria el cannabis está recomendado como tratamiento de primera línea

La veterinaria abunda en esta explicación: “Lo que se debe hacer es primero una evaluación médica y con base en eso se da un tratamiento convencional y a ese tratamiento, si el médico lo considera necesario se le agregarían los cannabinoides”. 

Por supuesto, Ortiz señala que no se debe autorrecetar con cannabis a los animales de compañía, “a la gente se le hace fácil pensando que como es proveniente de una planta y es natural no les va a hacer daño, además, piensan que se puede tratar cualquier enfermedad y lo empiezan a dar a discreción, cuando esto debe hacerse solo bajo la supervisión de un veterinario capacitado en su uso”. 

¿Cómo Podemos Cuidar a Nuestras Mascotas de la Pirotecnica?

Paz Schell, médica veterinaria de Ceccann, un centro cultural que difunde información y organiza actividades relacionadas con el uso terapéutico de la cannabis, confirma que se debe ser muy cuidadoso con su uso en los animales de compañía. 

Deben tratarse de forma particular, de paciente a paciente, porque no se está trabajando con un solo compuesto, son más de 500 moléculas que trae el aceite, entonces hay que tratar a cada paciente de forma diferenciada, incluso en dos perros de la misma raza, que pesan lo mismo, la dosis que se debe dar puede ser diferente. 

Seguimiento cercano

En México, hay instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que ofrecen capacitación para el uso de la cannabis en medicina veterinaria, en esta institución está ahora realizándose, por ejemplo, el Diplomado Internacional en Endocannabiología, dirigido a profesionales de la salud, entre ellos los médicos veterinarios. También hay asociaciones que ofrecen cursos para capacitar a estos profesionales. 

Se recomienda, dice Flor Ortiz, que el médico veterinario esté capacitado, sobre todo en la dosificación y su manejo.

Hay que hacer un seguimiento muy cercano con el paciente y su familia para evaluar si no hay algún efecto adverso, si estamos viendo mejoría o no la estamos viendo, y así indicar si vamos a subir la dosis o la vamos a reducir, si vamos a dar la dosis una vez al día o dos veces al día, debe ser un acompañamiento muy cercano

En México, de acuerdo con el reglamento de cannabis medicinal, señala Paz Schell solamente médicos, veterinarios, médicos cirujanos y cirujanos dentistas pueden hacer esta prescripción de cannabis de manera legal. 

Es decir, que los médicos veterinarios sí pueden prescribirla, pero ojo con asegurarse de que el veterinario que la esté prescribiendo tenga en esto algún tipo de capacitación. La otra cuestión es que en México no existen medicamentos con cannabis que tengan el registro sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). 

Cuidado con lo que se compra

Actualmente, la única manera de obtener productos legales y seguros con cannabinoides es a través de la medicina magistral. Estos medicamentos son personalizados, se elaboran de acuerdo con lo que el médico indique en la receta. Y aquí Flor Ortiz aconseja también tener cuidado porque lo único que se puede prescribir, bajo esta medicina magistral, son precisamente medicamentos, no suplementos. 

Schell explica que los veterinarios que prescriben tienen un recetario magistral, en el que se indica un medicamento a la medida y hay algunas farmacias, que son una especie de botica, donde se formulan estos medicamentos. Lo recomendable aquí es que el mismo médico veterinario pueda indicar a qué lugar se puede acudir para conseguirlo. 

Lo que no se debe hacer, subraya Flor Ortiz, es comprar los medicamentos por internet, porque ahora hay mucha venta por este medio, pero nadie asegura la calidad de esos productos y, por ejemplo, ya hubo un caso en Uruguay en el que se encontró aceite de motor de automóvil en uno de estos aceites para mascotas. 

Así que sí, la marihuana se está usando para tratar algunas afecciones de los animales de compañía, pero como falta aún mucha regulación en México -y en general en el mundo- sobre el uso de cannabis, no hay que olvidar usarlo siempre bajo la prescripción de un médico veterinario capacitado y acudir a conseguir los productos a un establecimiento dedicado a la medicina magistral. 

Sigue leyendo: