¿Por Qué Habrá Menos Guacamole de México en el Super Bowl LVIII?; Esto es lo Que se Sabe

Este domingo de Super Bowl podría haber algunas quejas de por qué no hubo suficiente guacamole, y es que este año la sequía alcanzó a los aguacates de Michoacán y esto se reflejó en los cargamentos

|

AP

¿Por Qué Habrá Menos Guacamole en el Super Bowl LVIII?; Esto es lo Que se Sabe

La sequía afectó la producción de aguacates en Michoacán. Foto: Pexels | Ilustrativa

Mantente informado al instante.

¡Haz clic y únete a nuestros canales en WhatsApp®!

COMPARTE:

El Super Bowl es este domingo 11 de febrero de 2024 y podría haber problemas en Estados Unidos para preparar guacamole, un aperitivo estrella para ver deportes. La falta de lluvias y un aumento de las temperaturas han reducido los cargamentos enviados desde México.

La sequía afecta a los aguaceros

El estado occidental de Michoacán, que proporciona casi el 90% de la cremosa fruta para el gran partido, ha sufrido un clima más seco y caluroso que ha reducido el agua disponible en las zonas de cultivo.

Los lagos del estado se están secando literalmente. Productores de aguacates desesperados enviaron camiones cisternas para llevarse las últimas reservas de agua o desviaron arroyos para alimentar a sus sedientos árboles, lo que provocó conflictos. El estado tuvo el año pasado en torno a la mitad de la lluvia que recibiría normalmente, y el agua en los embalses ronda el 40% de su capacidad, sin lluvia durante varios meses.

Noticia relacionada: México Declara Libres de Plagas Regiones Aguacateras de 5 Estados

Entre tanto, algunos agricultores están talando de forma ilegal pinares que mantienen el sistema de agua para plantar más aguacates. Y además, otro producto popular en Estados Unidos -el tequila- empieza a causar problemas.

Menos agua, menos aguacates

La situación global no es buena para los aguacates. Las exportaciones del año pasado desde Michoacán para el Super Bowl crecieron un 20%, a 140,000 toneladas. Este año, la cifra podría reducirse en 2,000 toneladas pese a un incremento de los cultivos, lo que significa que habrá menos fruta en las secciones de productos frescos en las tiendas estadounidenses.

Alejandro Méndez, secretario de de Medio Ambiente en el estado, estima que el 30% de las plantaciones de aguacates de Michoacán sufren falta de agua.

La situación no puede mantenerse, y ahora que los consumidores reclaman más productos obtenidos de forma respetuosa con el medio ambiente, las autoridades del estado están elaborando por fin un programa de certificación de sostenibilidad.

Noticia relacionada: México Identifica Aguacates para Exportación Mejores que Hass

En principio, el programa de certificación haría que los agricultores mejoren su uso del agua y les permitirá ofrecer a los consumidores aguacates más sostenibles y en mayor cantidad.

Pronto llegarán a los comercios frutas con etiquetas que digan algo como "este aguacate no se cultivó en tierra deforestada" o "este aguacate utilizó el agua de forma responsable".

Las autoridades aún están trabajando en un lema pegadizo para los aguacates más ecológicos. Pero dado que la iniciativa proviene de la misma gente que lleva años haciendo anuncios sobre aguacates mexicanos para el Super Bowl, es muy probable que lo encuentren.

Alejandro Mendez explicó cómo se podrá certificar:

La idea es que la certificación este va a ver un sticker con un código QR, que estos QR van a poder poner su teléfono, digamos, y eso lo va a referir a la página donde está la foto satelital de la huerta... y el bosque que está asociado a esta huerta.

Como utilizan más agua que los pinares, los agricultores tienen que contribuir a un fondo que garantiza que se preserva una extensión de bosque proporcional al terreno cultivado.

"Entonces de esa huerta, pueden estar conscientes de que el el dólar que paguen por ese aguacate está contribuyendo a mantener ese bosque", señaló Méndez, que estima que en torno al 70% de las plantaciones establecidas antes de 2011 están sobre antiguas tierras de labor y no sobre bosques. Pero el 30% restante empaña la imagen de los demás, lamentó.

Los campos de aguacate se han visto afectados por la falta de agua. Foto: Pexels|Ilustrativa

Políticas sostenibles

La decisión de tomar medidas no es apresurada. El Centro para la Diversidad Biológica dijo el jueves que más de 28,000 personas habían firmado una petición en internet pidiendo a las cadenas de tiendas de alimentación que adopten políticas más sostenibles para conseguir sus aguacates.

"Mucha gente en México ha perdido sus bosques y su agua por los 304 millones de libras (138 millones de kilos) de aguacates que nos comeremos el domingo del Super Bowl", dijo en días recientes Stephanie Feldstein, directora del centro para población y sostenibilidad.

También reveló que:

Nuestra obsesión con los aguacates tiene un espantoso costo oculto. Es hora de que las cadenas de tiendas de alimentación asuman la responsabilidad y se aseguran de que no compramos aguacates cultivados en tierras deforestadas.

Hasta ahora, no había mucho que los consumidores pudieran hacer. Hay pocos aguacates con certificación disponibles en el mercado a lo largo del año, y si uno quiere guacamole no hay mucho más que pueda utilizar. Eso es a pesar de toda la cobertura noticiosa sobre cómo las personas que producen y empacan aguacates tienen que pagar dinero por protección a cárteles de la droga.

Certificación contra huertas ilegales

Julio Santoyo, activista de primera línea en Villa Madero, Michoacán, dijo que está esperando a ver cómo se ejecuta el nuevo programa de certificación. Hasta entonces, el Super Bowl de este año, como los anteriores, es un duro golpe.

"El crecimiento de las huertas ilegales continua creciendo sin freno", comentó Santoyo. "Presumimos que más del 50% del aguacate que se consumirá en el Súper Bowl provendrá de plantaciones ilegales", añadió.

"Seguimos sin que el gobierno mexicano haga ningún esfuerzo práctico para establecer un sistema para certificar la producción aguacatera con criterios ambientales", dijo Santoyo.

La crisis está clara en el estado, antes cubierto de bosques y salpicado de lagos. El lago Cuitzeo, el segundo más grande de México, era en el pasado una gran extensión de agua que reflejaba el cielo azul junto a la capital del estado. Ahora está seco en un 60% y deja al descubierto kilómetros de tierra seca y hierbas.

Otras amenazas

Y la humilde Michoacán enfrenta nuevas amenazas de los consumidores estadounidenses: parte del estado junto al vecino Jalisco tiene certificación para cultivar el agave tequilana Weber azul, la única planta de la que puede destilarse el tequila.

Aunque al agave le gustan terrenos más secos, cálidos y pobres que al aguacate, los productores están desmontando terrenos de matorral nativo y árboles espinosos para plantar estas suculentas, cuyos centros cilíndricos serán cocinados y fermentados.
Es un problema relativamente nuevo impulsado por la creciente demanda de tequila.

Sobre esto, el titular del Medio Ambiente en Michoacán, Alejandro Mendez, concluyó:

En los últimos dos años estuvo muy alto el precio del kilo de de de agave subió a casi 35 o 40 pesos por kilo (de 2.05 a 2.34 dólares). Tenemos 50 millones de plantas de agave. Ha crecido bastante y también empezamos a ver deforestación en la zona de la selva Espinosa.

Historias recomendadas:

LLH/JLR