A Seis Meses del Paso del Huracán Otis, Viviendas Siguen Destruidas en la Zona Alta de Acapulco

A seis meses del paso del huracán Otis, los habitantes de la zona alta y la periferia del puerto de Acapulco siguen sin techos, puertas y con paredes destruidas en sus casas

|

Arturo de la Sancha

A seis meses de que el huracán Otis impactó al puerto de Acapulco, se estima que alrededor de 180 mil familias tienen afectaciones en sus casas

A seis meses de que el huracán Otis impactó al puerto de Acapulco, se estima que alrededor de 180 mil familias tienen afectaciones en sus casas

COMPARTE:

A seis meses del impacto del huracán Otis en Acapulco, Guerrero, los habitantes de la zona alta y la periferia del puerto siguen sin techos, sin puertas y con paredes destruidas.

N+ documentó que al menos 50 familias en las colonias El Mirador y Arroyo Seco tienen afectaciones en sus viviendas.

“Mi casa, pues sí sigue afectada, le hace falta la loza; (en) la de mi hijo también hace falta loza, le puso lámina” dijo Rosario Hernández.

Algunos habitantes optaron por quedarse, pues no tienen a donde ir. Otros, se desplazaron a municipios al interior de Guerrero, e incluso a la capital del país y al Estado de México.

“Se han ido a refugiar con otros familiares, vinieron familiares de Chilpancingo y mejor se los han llevado, muchos siguen viviendo allá con ellos”, comentó Amando Herrera, habitante de Acapulco.

Desde diciembre pasado, el Gobierno federal entregó apoyos en efectivo de entre 35 mil y 60 mil pesos a 249 mil familias afectadas para reconstruir sus viviendas.

Colonias en Acapulco siguen dañadas por el huracán Otis. Foto: Arturo de la Sancha

Algunos habitantes de la zona alta señalan que este apoyo les ayudó a comprar algunos materiales, pero ha sido insuficiente para la reconstrucción, como el caso de Francisca García.

Hasta ahorita ya paramos porque ya no hay recursos, ya hasta ahí se quedó (la casa) sin piso, sin techo.

Faltan recursos económicos, materiales y humanos

La escasez de mano de obra y la falta de recursos para pagarla han obligado a las familias a reconstruir las casas por su cuenta.

Sin embargo, temen que no queden terminadas antes de que empiece la temporada de lluvias y huracanes, el próximo 15 de mayo.

“Ya llovió una vez y solventamos eso barriendo el agua, pero si llueve otra vez se nos van a mojar las cosas, por eso queremos que antes del 15 de mayo tener terminado el techo, es nuestra preocupación”, afirmó Amando Herrera, habitante de Acapulco.

Aumenta inseguridad

Además de los daños en sus hogares, las familias de la zona alta tienen que lidiar con acumulación de basura y la falta de alumbrado público.

Dijeron sentirse inseguros porque ha aumentado la incidencia delictiva, particularmente de robos en las casas.

“Hace como tres domingos se nos brincó un fulano por ahí y me da miedo, yo me voy temprano a trabajar y se quedan mis nietos solos, me da miedo. La inseguridad, que se nos metan y hay mucha infección”, contó Francisca García, habitante de Acapulco.

Actualmente, más de 180 mil viviendas siguen afectadas en el puerto de Acapulco, de acuerdo con datos de la Secretaría del Bienestar.

Historias recomendadas: