La Otra Cara de Otis: el Duelo y la Urgencia de los Primeros Auxilios Psicológicos

La Sociedad Psicoanalítica de México abrió línea de atención psicológica gratuita; expertos buscan evitar que se instale el estrés postraumático en Guerrero

|

Sarahi Pérez, N+

Otis deja estela de dolor y duelo en Guerrero

En la colonia Revolución del Sur, en Acapulco, murieron 8 miembros de una familia por el huracán Otis. Foto: Cuartoscuro | Archivo

Mantente informado al instante.

¡Haz clic y únete a nuestros canales en WhatsApp®!

COMPARTE:

La madrugada del 25 de octubre de 2023, el huracán Otis impactó con una fuerza devastadora que dejó a Guerrero sumido en duelo: se perdieron vidas valiosas, viviendas construidas a base de esfuerzo, cultivos que eran sustento de familias enteras, así como negocios que brindaban fuentes de empleo, pero también se perdió la paz, la tranquilidad y la estabilidad emocional de miles de personas.

En su lugar se instalaron emociones de tristeza, enojo, dolor, miedo, desolación, confusión y ansiedad, dejando a los ciudadanos en una etapa de estrés agudo que urge ser atendida para evitar mayores complicaciones emocionales, advirtieron expertos.

Video: Aumentan Entierros en Panteón El Palmar tras Paso del Huracán Otis

La psicoanalista Cristina Curiel, miembro de la Sociedad Psicoanalítica de México, manifestó que estas semanas son cruciales para intervenir en el estrés agudo y tratar de evitar —en la media de lo posible— que se instale el estrés postraumático.

En entrevista con N+, explicó que este último pone a la gente en riesgo emocional alto porque en esa etapa la persona no puede vivir con tranquilidad.

El estrés postraumático se caracteriza por pesadillas, puede haber crisis de ansiedad durante la vigilia, la persona recuerda el evento constantemente, pero por otra parte también puede tener bloqueos o lagunas; y no puede concentrarse, hay dificultad para trabajar, para relacionarse, para estar tranquilos.

Ante ello, algunas organizaciones lanzaron iniciativas para ayudar a los pobladores desde el frente emocional. La Sociedad Psicoanalítica de México, por ejemplo, activó una línea telefónica para brindar apoyo psicológico de manera gratuita, la cual puede ser solicitada de 7:00 a 22:00 horas al 551390-0010, informó Curiel, también académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Primeros auxilios psicológicos

Raúl Barreto estuvo junto con su esposa en el sexto piso de un edificio en Acapulco durante el embate de Otis —ciclón extraordinario que en solo 12 horas pasó de ser tormenta tropical a un poderoso huracán categoría 5— y días después expresó que no podía sacar de su mente el “zumbido” que le provocó el fenómeno meteorológico.

En entrevista con Despierta el pasado 27 de octubre, el adulto mayor manifestó el terror que vivió cuando Otis tocó tierra, algo que ni siquiera se compara con lo que experimentó en los terremotos de 1985, 2017 y 2019.

“El terror que esta vez vivimos no lo había vivido nunca, ni en el (temblor del) 85, ni en el 17 ni en el 19, porque fueron horas de estar viviendo ese zumbido que tengo que buscar la manera de sacármelo de la cabeza, necesito ayuda profesional”.

Video: Raúl Barreto, Sobreviviente de Otis, Narra en Despierta el Paso del Huracán en Acapulco

De acuerdo con la doctora Cristina Curiel, muchas personas están experimentando el enorme estrés que representó haber vivido el huracán, incluso sensaciones de que pudieron morir y que se estaba acabando el mundo, pues no hubo pronósticos ni avisos con antelación sobre la magnitud con que Otis iba a impactar Guerrero.

Comentó que la gente primero empieza a recordar y procesar el evento y luego a hacer el recuento de los daños y también a procesarlos; “de lo que estamos hablando es de situaciones sumamente abrumadoras para nuestra mente”.

Ante ello, la psicoanalista habló de la importancia de ofrecer los primeros auxilios psicológicos: “es urgente que, si se puede, estas personas hablen con alguien y empiecen a, por lo menos, evaluar un poco cómo se sienten”.

En la entrevista, advirtió que en estas semanas lo que la gente podría estar experimentando son síntomas físicos y emocionales característicos del estrés agudo, aquel que se presenta después de un evento con potencial traumático como Otis.

Lo que podrían estar experimentando tiene que ver con estar muy nerviosos, muy tensos, no poder dormir, no poder concentrarse, a lo mejor no poder realmente pensar en comer, tener dolores de cabeza.

“Lo que estaríamos deseando es que pudieran empezar a procesar, a hablar, a llorar, para que la mente pueda empezar a acomodar poco a poco todo lo que sucedió”, añadió.

Otra intención de los primeros auxilios psicológicos —sostuvo— es ayudar a los ciudadanos a pensar con claridad cosas que no pueden analizar en un momento como el que están pasando, por ejemplo, qué se tiene que hacer primero, cómo se puede obtener una fuente de ingresos inmediata mientras las cosas mejoran, cómo se puede obtener ayuda, etcétera.

Además, que identifiquen sus redes de apoyo: si no tienen familia cercana, buscar amigos o vecinos, “porque como seres humanos, lo que más necesitamos y añoramos es el contacto con otras personas”.

Cientos de familias perdieron casas, negocios y fuentes de empleo. Foto. Cuartoscuro | Archivo

Ayuda emocional para poblaciones vulnerables

El embate del poderoso huracán Otis tuvo repercusiones en la vida emocional de miles de personas, entre ellas grupos vulnerables como los adultos mayores o las infancias, cuya atención requiere de atenciones particulares.

En el caso de los menores de edad, la experta de la Ibero dio a conocer que el problema es que ellos no tienen la posibilidad de entender el mundo como se hace en la adultez y en ocasiones pueden hacerse ideas erróneas si nadie les explica correctamente lo que está sucediendo.

Por ello, consideró que lo primero es ofrecer a los niños, con palabras que puedan entender, explicaciones claras de lo que ocurrió:

Qué fue lo que pasó, por qué pasó, qué consecuencias tiene. En general, tener claridad. Siempre decimos que los niños merecen la verdad, al nivel que la puedan registrar, pero merecen la verdad también.

Y en el caso de que un menor de edad no puede dormir ni adaptarse o tiene comportamientos regresivos, como llorar mucho o no poder comer, es importante buscar ayuda y apoyo emocional.

Recomendaciones desde lo individual

Tomando en cuenta que en muchas zonas las conexiones no han sido restablecidas al 100%, la psicoanalista dijo que podría recomendarse a las personas comenzar con los aspectos más importantes, en la medida de lo posible, como tratar de estar alimentados e hidratados, así como intentar dormir, pues “cuando no dormimos, nuestra mente se pone todavía peor”.

Indicó que esto depende mucho de la situación que está enfrentando cada familia, porque muchas aún no tienen acceso a lo más básico, pero si pudiera sugerirles algo sería tratar de hacer conciencia que es normal sentirse muy angustiados, tristes o enojados.

Hacer conciencia de que estas emociones son normales y que mientras más las dejemos fluir y seamos conscientes de ellas, es mejor.

Y quien pueda tener acceso, buscar la ayuda emocional gratuita que se está ofreciendo para evitar crisis emocionales y para atender esos sentimientos causados por un evento con potencial traumático, que se generó inesperadamente causando pérdidas repentinas difíciles de procesar con facilidad o inmediatez.

Historias recomendadas:

Con información de N+.

spb